¿COMO PREPARARTE PARA TU CITA MÉDICA, ABORDAR A TU DOCTOR Y SABER SI ESTAS EN EL LUGAR INDICADO?

10 agosto, 2023

TE COMPARTO #6 TIPS

El prepararte para una cita médica puede parecer un poco exagerado. Pero al pensarlo bien, ¿Cuántas veces has salido del médico recordado todas las dudas que tenías y que, en el calor del momento, por nervios o porque el doctor parecía apresurado, se te olvidó?
Mandarle un mensaje o llamarle después de la cita resulta impersonal, como paciente te da una sensación de que lo estas importunando y no es muy cómodo, pues ya no entró dentro de la tarifa que te cobró al visitarlo.

Al menos a mí me ha pasado 100 veces y no solo con ginecólogos.
Si es tu primera cita por lo general el doctor preguntará todo tu historial, edad, familia, operaciones, primera menstruación etc.

TIP 1: HAZ UNA CRONOLOGÍA DE TU HISTORIAL INCLUYENDO ESTUDIOS

Para sacar mayor provecho de tu cita te recomiendo hacer una cronología de tu historial con fechas aproximadas o exactas, si es que las tienes, así como llevar a la mano estudios recientes o pasados que creas que son de relevancia.

Ej. Si tuviste una pérdida, el análisis que hicieron en caso de haberte hecho un legrado es importante, (esto es algo que viví personalmente si lo haz pasado te entiendo, es lo más espantoso que se puede vivir, lo siento muchísimo).
Absolutamente toda la información que traigas a la mesa es importante, muchas veces el Doctor prestará atención y otras te dirá que tienes que volver a hacer ese estudio, pero no hay que asumir nada o quitar peso al pasado, tu historial vale oro.

TIP 2: HAZ UNA LLUVIA DE IDEAS O DUDAS Y APÚNTALAS

Si es tu primera acita o de seguimiento (sobre todo tras no haber obtenido el resultado deseado) seguramente ya investigaste, leíste y tienes varios cuestionamientos.
Prepararte ya sea a solas o con tu pareja haciendo una lluvia de ideas y dudas, utiliza las notas de tu teléfono o escríbelo en una hoja y no olvides tenerlo a la mano en tu consulta, no te vayas de ahí hasta haber abordado todos los puntos.

TIP 3: CATALOGA TUS DUDAS POR TÓPICOS

Catalogar resultará práctico para no saltar de un tema a otro y hacerte bolas. Que no te de pena, cuándo el doctor vea que te preparaste para su consulta prestará más atención.

Ejemplo:

1. Síntomas: Cada que tengo la menstruación tengo mucho dolor pélvico
A la mitad del ciclo tengo cambios de humor y siento punzadas en los ovarios.
(Cualquier síntoma, pista, intuición puede ser información importante) trata de apuntar en el calendario Biferty todo esto pues suele pasar que se nos olvida lo que sentimos y sobre todo las fechas.

2. Presentimientos:
*Siento que no ovulo
*Sospecho tener endometriosis por lo que he leído y los síntomas
* Este ciclo tras la transferencia sentí cuerpo cortado ¿no tendré algo autoinmune?

3. Estudios:
* Sé que hay un estudio que puedes hacer para ver tu ventana de implantación llamado ERA, quisiera hacerlo.
* Nunca me he hecho análisis de trombofilias y sé de varias mujeres que lo han hecho y les ha salido el polimorfismo MTHFR.
* Mis estudios de la tiroides salen en rango, pero vi que una endocrinóloga comentó en redes que para embarazarme el nivel de TSH tiene que estar por debajo de 1.5

Esta parte de la consulta suele ser incómoda para la paciente y doctor pues la mayoría (ojo no todos), suelen no tomar tan bien los cuestionamientos y sugerencias que no sean propuestas por ellos mismos (No generalizo pero hablo por el 90% de los testimonios que he escuchado de mujeres que lo viven incluyéndome a mi), la paciente tiene la sensación de que lo retara o de que se va ofender y simplemente caemos en el miedo y omitimos preguntas.

Quiero decirte que tenemos que cambiar esta creencia ancestral instaurada en nosotras, del poder que nos representa un Profesional de la Salud, no es porque no respetemos su profesión, que es ardua y admirable, pero te invito a grabarte esta afirmación “Nadie conoce mi cuerpo más que yo, y por eso lo escucho”, frase que viene con mucha responsabilidad pues debemos realmente trabajar en escuchar a nuestro cuerpo.

Un médico tiene experiencia y se basa en la estadística del groso de los casos, también utiliza su intuición, pero al ser humano y no vivir en nuestro cuerpo no podemos pretender que su verdad sea la definitiva.
En lo personal creo que, así como la maternidad y el matrimonio, la medicina es una vocación, es decir no es para todos, es una carrera muy demandante y solamente los que tienen madera logran graduarse y son exitosos.
Son muchos años de estudio y cada médico persigue este sueño porque quiere hacer un cambio y ayudar a salvar vidas. Al ser la vida lo que más valoramos, el médico es un profesionista muy admirado.
Sin embargo, no olvidemos que también es una profesión con la cual ellos se sustentan y realizan como cualquier otro profesionista.
Al haber un intercambio económico están prestando un servicio, servicio por el cual tú a su vez estas trabajando como profesionista en otro ámbito para poder pagarle.
A que quiero llegar con todo esto, a que estamos en todo nuestro derecho de cuestionar, y pedir un mejor servicio.
Salir de la consulta decepcionadas y enojadas para no volver, no sirve. ¿Pues qué pasa? Seguimos alimentando el sistema del silencio y no les damos oportunidad de mejorar, así que otras mujeres y parejas pasarán por lo mismo que nosotros y es un círculo vicioso. Si no levantamos la voz no podremos después quejarnos.

La ginecología nos mantiene vulnerables, nuestro aparato reproductor en su totalidad es nuestro templo más íntimo, y lo estamos exponiendo en una mesa abierta con pena, dolor e incertidumbre, hablando de ello como si fuera un problema o una “cosa” ante otra persona desconocida. Es como irte a confesar, pero peor, porque tienes que pasar por momentos mucho más incómodos que solo decir tus pecados.
La historia heredada de invalidación y abuzo que hemos tenido las mujeres durante muchas generaciones también nos hace vulnerables.
Cuando se trata de la salud ginecológica, tenemos instaurado en nuestro ADN el ser sumisas, pudorosas, mantenerlo en silencio pues no es prudente hablar del tema, y creo que tenemos que romper con todo esto para normalizarlo ser escuchadas y tratadas como merecemos.

¿Qué hondo ha llegado un artículo de una simple cita médica verdad?
No podemos culpar al médico porque nos invalida si no alzamos la voz, no somos víctimas si no demostramos que vamos a defender nuestra postura, y por eso existen las segundas terceras y décimas opiniones, el médico también está en su derecho de decirte -“fulanita, o fulanito y fulanita, no los voy a tratar porque no concuerdo con sus ideas” si eso sucede sería lo mejor que nos podría pasaría pues estábamos en el lugar equivocado, ojalá hubiese esa apertura y sobre todo valoraríamos muchísimo un -Fulanita tu caso sale de mis manos pero puedo recomendarte a tal o cual clínica más especializada en tu caso.
¿Si la finalidad es ayudar no sería esto lo correcto?

TIP 4: OBSERVA LAS ACTITUDES DE TU MÉDICO

Quédate con el médico que no se sienta amenazado con tus sugerencias, con el que tenga apertura y esté dispuesto a trabajar en equipo contigo y con los demás profesionales de salud que consultes pues, aunque un ginecólogo sabe de endocrinología, un endocrinólogo domina su sector, y aunque el Ginecólogo sabe de genética un Genetista sabe más de su sector, hay que incentivar a los médicos a que trabajen en equipo para poder tratarnos de manera integral.

No debes tener miedo a decirle que fuiste con otro especialista porque te quedaste con el presentimiento de tal o cual síntoma que él comento que no pensaba que fuera relevante. Recuerda es tu salud y tu cuerpo, tú decides no dejes de hacerlo por miedo a que se vaya a enojar u ofender. Esta es una relación objetiva si estas con una persona que involucra sus sentimientos en tu salud… piénsatelo 2 veces a nadie nos gusta que nos digan cómo hacer nuestro trabajo, pero al tratar con humanos que son tan individuales debemos de dejar nuestro ego a un lado.

TIP 5: EXPRESA A TU DOCTOR COMO TE GUSTARÍA TRABAJAR

Camino al final de la consulta cuando por lo general te dice el doctor
– ¿ALGUNA DUDA? a lo cual por lo general respondemos como pollitos indefensos – NO MUCHAS GRACIAS, cuando en realidad la cabeza te está dando mil vueltas buscando las 1,000 dudas que sí tenías y se te borraron, pero en vez de tomarte el tiempo tomaste tu receta, te levantaste y te fuiste. (por eso haz tu lista para cotejar, ya pagaste aprovecha).
Bueno pues cuando llegue el final, así te pregunte si hay dudas o no, cuando ya lo escuchaste e hiciste preguntas abiertas de tu caso tus inquietudes etc.
Ármate de valor y dile:
-No, No hay dudas, únicamente me gustaría un minuto para decirte como me siento y como me gustaría que trabajemos para estar en sintonía.
Esto tal vez lo saque de onda, pero ten por seguro que te escuchará.
Es ahí tu oportunidad de comentarle:

Ejemplo.
Alexandra yo ya he pasado por muchos médicos, para nosotros este tema ha sido muy desgastante, y por esto estamos en constante búsqueda de respuestas, he tenido experiencias en el pasado donde hago sugerencias de cosas que investigo y me/nos hemos sentido invalidados por el sector para después darnos cuenta de que teníamos razón en nuestras sospechas.
Me gustaría saber si tu tienes la apertura a escuchar ideas que te proponga y que puedan acompañar mi tratamiento incluso de la mano de otros profesionales si fuera el caso, siempre respetando, no para confrontarlos o retarte si no para sumar.
Busco sentirme escuchada y quiero tener la confianza de cuestionarte y sentirme cómoda, y presupuesto también aprender y reconocer cuando yo este mal ¿estarías cómoda trabajando así?

Respuestas con focos rojos de Invalidación:

1* -A ver, a veces tanto que leen y consultan a Doctor Google que nada más se estresan, el estrés no es bueno les sugiero relajarse y no hacer tanto caso de tanta cosa e información de hoy, pero ustedes pueden hacer lo que ustedes quieran a grado personal y no hay ningún problema.”

CONCLUSIÓN: Un doctor que te quiere ignorante para que no lo cuestiones y no des lata, si te has tomado el tiempo de leer es porque te importa no por querer estresarte.

2* -“Claro yo sólo les digo que hay algunos estudios y protocolos que no recomiendo pues no han sido probados, pero si ustedes quieren gastar en ello y les da paz adelante hacemos lo que ustedes sugieran sin embargo yo los considero innecesarios para su caso.”

CONCLUSIÓN: Un doctor que no tiene la capacidad instalada de hacer el estudio y entonces le tira diciendo que es por cobrar y que no sirve. O quizás no lo ha aplicado a su práctica y no es experto en usarlo o interpretarlo. Si la paciente tiene la capacidad económica y el estudio va a arrojar información, no vería por qué no hacerlo si este no atenta contra tu salud, cada quién que cuide su bolsillo.

3*Si en general la reacción del doctor es soberbia, egocéntrica o a la defensiva y por más que intentó no pudo evitar sentirse incómodo con lo que le dijiste.

Estos son algunos simples ejemplos que pueden o no ser del todo exactos pero parecidos a lo que hayas vivido.

Mis ejemplos de cómo abordar al profesional de la salud son simplemente una idea, pero tú tienes tu estilo individual di lo que a tu de nazca.
A lo que quiero alentarte es a HABLAR, tu médico es una de las partes más importantes para llegar al éxito de tu embarazo, tienes que sentirte en confianza como si fuera un amigo que está a tu nivel no arriba de ti, tampoco abajo de ti. No sumes tensión a tu proceso con un equipo médico que no te da paz.

TIP 6: UNA VEZ QUE SALES DE LA CONSULTA E HICISTE LO ANTERIOR CONFÍA

¡¡Último ahora sí!! Haz tu parte con todo lo anterior y una vez que lo hayas logrado también confía, una vez que investigaste al médico, lo consultaste, cuestionaste, te hiciste escuchar y despejaste tus dudas, si el médico resonó contigo la confianza es crucial.
Si la consulta te generó paz y te ayudó a soltar pues sientes que estas en buenas manos, quédate tranquila y trabaja en tus demás aspectos de salud, pero si por algo tu médico no te generó confianza entonces estás en el lugar equivocado, confía en tu intuición.
Confiar en tu médico es clave para tu tranquilidad, pide 10 opiniones si es necesario y OJO no te guíes por las palabras bonitas estamos vulnerables y queremos amor y comprensión, que no nos doren la píldora, guíate por la objetividad, profesionalismo, apertura, calidad de laboratorio y propuestas que tu médico te da, no solo por el dulce trato que te puedan dar pues al final eso no te lleva al objetivo investiga el currículo del profesional y si resonaste con él confía.

Espero que esta información te sea útil y te ayude a sentirte más segura frente a los profesionales de la salud y tus próximas consultas.

Magda FA
NOTA: A lo largo del artículo me dirijo hacía los profesionales de la salud como médicos o ginecólogos como un plural masculino en términos gramáticos sin embargo me refiero a doctores y profesionistas de la salud de ambos géneros.


Deja un comentario