¿CÓMO FUNCIONA TU CICLO MENSTRUAL CON RELACIÓN A TU VIDA?

10 agosto, 2023

Alguna vez has escuchado sobre la ciclicidad femenina y cómo debemos canalizar nuestra energía de acuerdo a la etapa de nuestro ciclo, te invito a conocer más sobre ti para que así despiertes tu sabiduría interna y reconozcas tus etapas a lo largo del mes, de esta manera te podrás escuchar, aprovechar mejor tus días, ser menos dura contigo o dejar de pensar que te estas volviendo loca en otros ciertos momentos.

Nuestro ciclo menstrual es el ciclo más básico y terrenal que existe. Es similar al cambio de las estaciones y las fases de la luna que se refleja a menor escala en nuestro cuerpo femenino
Nuestro ciclo menstrual está asociado a la luna. Estudios científicos han demostrado que la luna regula los fluidos, así como la marea y los propios fluidos del ser humano.
Tu ciclo menstrual gobierna no solo tu flujo, sino tu creatividad e información también.
Dependiendo de la fase del ciclo en la que estamos recibimos y procesamos la información de manera diferente.
Christiane Northrup escritora de Women’s Bodies Women’s Wisdom (Cuerpo de mujer, Sabiduría de mujer) lo llama “La Sabiduría del Ciclo Menstrual”.

A continuación, abordaremos estas 4 fases de nuestro ciclo:

1. FASE DE OVULACIÓN, INICIO DE TU CICLO:
En esta fase estamos simbólicamente preparándonos para dar a luz a alguien o algo, estas haciendo crecer tus óvulos para que sean liberados.
Muchas mujeres se sienten en su máxima expresión en esta etapa y con ganas de realizar proyectos, es un buen momento para ejecutar y dejar que tu creatividad se vaya a tope, generalmente es cuando mejor desempeño o con más energía te sientes al hacer deporte o cualquier actividad que requiera de competencia, en el trabajo es tu mejor etapa para cerrar negociaciones, te sientes muy activa, en tu casa puede que hasta no te moleste hacer el aseo o lavar trastes y estas más dispuesta ayudar a otros, estas en modo proactivo y servicial. La causa es que tus hormonas están mandando la señal de ejecutar el crecimiento de tus óvulos que podrían simbolizarse como proyectos que van a resultar en dar vida a algo.

2. MITAD DE TU CICLO, OVULACIÓN:
A esta etapa del ciclo yo la llamo ” amor y paz” estamos en un estado de apertura a nuevas ideas y apertura hacia los demás. Si alguien nos dice algo que hay que cambiar o nos saca de nuestra zona de confort, en esta etapa regularmente lo tomamos bastante bien por el grado de receptividad que estamos experimentando, es decir estamos fértiles. También podemos notar que nuestro deseo sexual se incrementa, nuestro cuerpo secreta al aire feromonas que incrementan nuestro atractivo sexual. En esta etapa sentimos como la atención del sexo opuesto puede ser más evidente, nos sentimos más sensuales, aun cuando estemos en nuestra ropa más casual y sin maquillaje. Esto lo único que demuestra es que a cierto nivel sin importar nuestro nivel cognitivo seguimos siendo simples mamíferos y estamos conectados con la naturalidad de la tierra.
También es una etapa de picos de hormonas, nuestra actividad mental y emocional está en su máximo.

3. SEGUNDA MITAD DEL CICLO, FASE LÚTEA:
Después de la ovulación si no hubo embarazo vamos camino hacia la menstruación.
Esta es una etapa de reflexión e introspección, de voltear hacia atrás y ver qué aspectos de nuestra vida no están del todo bien y necesitan ser ajustados o mejorar.
Como bien mencioné anteriormente nuestro ciclo está ligado con la luna, esta es la etapa en la que la luna va de llena a nueva, la luna entra en esa obscuridad profunda, está inmersa en sí misma. Lo mismo debe pasar con nosotras, seguramente en esta etapa no nos sentiremos lo más sociables, tampoco con muchas ganas de presentar un proyecto en nuestro trabajo.
Esta es la fase que la sociedad sataniza en las mujeres, la fase folicular suele ser muy aplaudida y esta fase muy criticada. No por la fase como tal si no por nuestro comportamiento.
No nos debemos sentir mal si por algunos días en nuestra etapa premenstrual y en nuestra menstruación nos sentimos bajoneadas o con menos energía, no te castigues o seas dura contigo misma es parte de tu ser y esencia natural.
La intuición en esta etapa es muy importante, si pones atención esta será la etapa en que recuerdes más tus sueños y en que estos sean más vívidos, por lo general tenemos un acceso mayor a nuestro inconsciente que en otras etapas del ciclo.
De acuerdo a Christiane Northrup M.D., ha sido demostrado experimentalmente que el hemisferio derecho de nuestro cerebro (que es nuestra parte emocional, asociada a nuestro conocimiento intuitivo) se vuelve más activa mientras el hemisferio izquierdo (parte cognitiva y objetiva) se vuelve más inactivo. Esto explica el por qué no queremos tareas que nos demanden mucha energía cognitiva.
Este lapso es mágico pues nos da oportunidad de mejorar. Evita estar con personas que te generen mala vibra, roben tu energía o en lugares muy ruidosos y con mucha gente pues estarás más susceptible, todos somos energía y la energía de los demás puede afectarnos más en este lapso.
También solemos estar más lloronas, más tendenciosas a actuar desde nuestro enojo o explotar así que ojo evitemos herir con palabras o acciones, estamos más filudas es inevitable.
En esta etapa nuestra sabiduría interior aclama nuestra atención y me gustaría darte 2 ejemplos generales.

Ejemplo 1.
Si estas en tu trabajo y llegando a casa después de un día regular de pronto entras en crisis laboral, crees que no estas siendo tomada en cuenta y que tu esfuerzo no está siendo valorado por tu equipo o tu jefe, te estresas y esto te genera enojo que te hace pensar que deberías estar en un mejor lugar.
Puede ser tu sabiduría interna diciéndote… -“Por favor intenta cambiar tu entorno laboral, manda tu CV a otra empresa y seguro hay algo mejor para nosotras”, tal vez en cualquier otra etapa del ciclo estos sentimiento o hartazgo no se presentan porque estas enfocada en otras cosas, aquí es cuando tu voz interior te llama.

Ejemplo 2.
Si eres ama de casa y de pronto sientes que no estas tan motivada, no tienes ganas ni de ir a las compras que regularmente disfrutas, mucho menos lidiar con 2 o 3 cosas que hay que reparar en casa y solo piensas en lo feliz que eras cuando vendías joyería, estudiabas o no tenías ese tipo de tareas… tal vez sea tu sabiduría interna que te intenta decir que necesitas hacer cambios en tu rutina y desarrollarte más en otras áreas para sentirte plena y más feliz, en otras etapas del ciclo tal vez esto te pase por alto pero aquí es tu voz interior que te llama a mejorar.

Cuando no hacemos introspección, nos rodeamos de la gente equivocada y demeritamos nuestra tristeza, terminamos invalidando nuestras emociones e ignorando nuestra intuición. Por lo general seguimos con la vida que demanda nuestro exterior y nos dejamos al olvido, después es lógico que nuestro cuerpo represente nuestra falta de atención llamándonos con dolor o patologías en nuestro aparato reproductor y en otros órganos a su vez. Así que prestemos atención, si escuchamos el cuerpo dejará de gritarnos lo que necesitamos. No es tarea fácil pero con la práctica cada vez podremos escuchar mejor y estar más conectados con nuestros cuerpo.

4. ETAPA FINAL E INICIAL, MENSTRUACIÓN:
Esta es la etapa en la que, si por obvias razones no hubo un embarazo, nuestro ciclo hace una limpieza total para volver a comenzar. Tras haber tenido toda esta reflexión y sabiduría premenstrual nuestro aparato reproductor que es tan sabio hace el trabajo de limpieza, la sangre menstrual debe ser respetada y honrada por todas las mujeres, jamás ignorada o menospreciada, en esta etapa nos podemos purificar.
Te recomiendo intencionar tu sangrado para que limpie todo lo que no necesitas energéticamente y así volver a comenzar una nueva etapa en la que aprenderás más sobre tu mujer y tu sabiduría interna.
Si en estos días puedes consentirte hazlo, ve a cortarte el cabello, hazte un masaje, da un paseo en algún lugar bonito al aire libre, o simplemente tirarte a leer con un té y tu libro o serie favorita.
Sé que cuando trabajamos es difícil pero realmente hazte consciente de tu menstruación, dale su lugar y encuentra espacios para relajarte. Date cuenta de que nuestro cuerpo está haciendo un gran trabajo internamente y no necesita, estar estresado, levantar pesas, correr 8 kilómetros, hacer una clase de spin y trabajar del sol a sombra.
Puedes practicar meditación y algún tipo de yoga relajado sientes que necesitas moverte, pero deja a tu cuerpo descansar. Mantenerte calientita para que la sangre fluya también es importante.

Definitivamente tenemos una relación íntima entre nuestra psique y la función de nuestros ovarios alrededor de nuestro ciclo menstrual. Antes de ovular estamos proactivas y tiradas para delante, mientras ovulamos somos receptivas, y después de la ovulación viene la introspección y reflectividad, si nos metiéramos a estudiar el efecto de cada una de las hormonas que se liberan en cada etapa, que será tema de otro artículo nos haría mucho más sentido aún el porqué de nuestro estado en cada etapa.

Espero que esta información te ayude a ver tu ciclicidad como un regalo que puedes usar en pro de tu agenda, que al saber en qué etapa estas puedas saber cuáles son tus fortalezas o debilidades y las puedas prever para exigirte de más o de menos.
Él mundo tan demandante de hoy y nuestro rol como mujeres todólogas nos hace alejarnos cada vez más de nuestra naturalidad, y sé que es difícil no hacerlo, pero no nos olvidemos de nuestro origen y recordemos que podemos regresar y recurrir a nuestra sabiduría interior en pro de nuestro éxito como mujeres siempre.

Magda FA
Este artículo está inspirado en el capítulo de “Nuestro Ciclo Natural” del Libro “Women’s Body, Women’s Wisdom de Christiane Northrup quien es Médico Ginecóloga y Obstetra.


Deja un comentario